Google

viernes, 25 de julio de 2008

POEMAS DE SIÓN II por Yehudah HaLeví

El día que desfalleció mi alma por el Santuario
se apoderó de mí el temblor de la partida.
Mas el de gran consejo propició el viaje,
y por Su Nombre encontré en mi corazón apoyo.
Por eso ante El me postro en cada
viaje, y le estoy reconocido en cada paso.