Google

miércoles, 16 de julio de 2008

REFLEXIÓN DIARIA

Nadie jamás vio, tocó ni midió una partícula ni una onda de gravedad. Más aún, la mismísima noción de gravedad es intrigante:¡Masas alejadas años luz de distancia unas de otras, sin nada entre ellas, afectan mutuamente sus movimientos!
No obstante, todos aceptamos que debe haber una causa detrás del fenómeno que observamos, y a esa energía indefinida la denominamos "fuerza de gravedad".
Nuestra existencia también tiene una causa. Esa Causa puede ser aún más indefinida, pero la realidad de su existencia es al menos tan inevitable y empíricamente evidente como la de la gravedad.
Rav Menajem Mendel Schneerson