Google

viernes, 25 de julio de 2008

PARASHÁ MATOT por Rav Peter Tarlow


Esta semana estudiamos otro aspecto de la sección semanal llamada "Matot" (Números 30:2- 32:45).


Esta no es fácil que comprender y muchas veces confunde los lectores modernos. Muchos de ellos la ven como algo anacrónico y piensan que tiene poco que ver con la vida actual.


No obstante, Matot tiene mucho que enseñarnos.En la semana anterior leímos el texto desde la perspectiva de la mujer. Esta semana damos nuestra hincapié en la importancia en general de los votos.


Quizás una manera indirecta de comprender el significado del texto está presente en sus palabras principiantes: "VaYidabber Mosheh el roshei ha'mattot/Moisés habló a los líderes de cada tribu"


El énfasis del texto está en la importancia de hablar, de lo importante de lo que decimos. Infelizmente en el mundo actual muchas veces nuestras palabras han perdido su valor, son meramente palabras y nada más. El concepto que el honor de una persona exige que lleve a cabo lo que promete, los votos que hace ha sido reemplazado por "spin" (o sea, nuestra habilidad de inventar cuentos para justificar nuestras acciones).


Hoy en día damos tantos matices a nuestras palabras que nadie está seguro de su significado. ¿Cuántas veces vemos que los compromisos hechos en un día dejan de existir en el próximo?

Solamente necesitamos prestar atención a los discursos políticos modernos para comprender las razones porque la gran mayoría de la gente inteligente no toma en serio las promesas y votos de los políticos. Un día dicen una cosa y en el otro dicen lo contrario. Lo que parece ser bien claro no es nada claro el próximo día. Al final tenemos un "mishmash" (revoltijo, ensaladilla) de palabras e ideas.


Así, los principios talmúdicos encontrados en Pirke Avot de "decir poco y hacer mucho" se transforman en "hacer poco y decir mucho."


Desafortunadamente esta negación de la responsabilidad para los votos y compromisos ha entrado hasta en el concepto del casamiento ¿Cuántas personas han encontrado la manera de poner condiciones a sus votos matrimoniales? ¿Cuántos de nosotros han llegado a ser especialistas en no realizar lo que hemos prometido o negar nuestros compromisos personales y comerciales? Esta parashá es una lección contra este tipo de pensamiento. Si la leemos por su significado profundo, vemos que nos sirve de un aviso. Nos enseña que lo que decimos es sagrado y es el pegamento que unifica la sociedad.


El mensaje de esta parashá es pensar antes de hablar; llevad a cabo las promesas porque al haber perdido la confianza no es nada fácil recuperarla.


Nuestra sección semanal nos recuerda que lo que digamos, los votos que hagamos tienen importancia. De la perspectiva de esta parashá, nuestros votos y compromisos representan nuestro carácter y nuestra relación con D'ós.


¿Hace bien o mal nuestra sociedad? ¿Cómo se funciona en una sociedad en la cual la gente dice una cosa y hace otra?
Rav Peter Tarlow es el rabino de Oneg Shabat, y director de la casa de Hillel de la Universidad de Texas A&M