Google

viernes, 10 de agosto de 2007

UN HEROE MUSULMÁN SIONISTA. (The New York Jewish week)

Salah Uddin Shoaib Choudhury no es un nombre conocido en nuestra comunidad. Pero lo debería ser. Choudhury, 42 años, es un periodista de Bangladesh cuyo apoyo a Israel y su crítica a los fundamentalistas islámicos le ha llevado a ser encarcelado y torturado en su propio país. Su juicio por sedición, blasfemia y traición — es acusado de ser un espía sionista— se reanuda este mes y se enfrenta a a una posible sentencia a muerte.
De alguna manera, a Choudhury se le permitió visitar los EEUU la pasada semana y visitar New York, donde fue honrado con un almuerzo auspiciado por el American Jewish Committee. (AJC le entregó el Moral Courage Award, en ausencia, in 2006.)A pesar de sus problemas, el Delgado y sonriente editor de un semanario en ingles parecía marcadamente optimista, e instaba a los que apoyan la paz y la tolerancia religiosa a hablar en su defensa. Dijo que era un “orgulloso sionista musulmán” y avisó de la creciente influencia financiera y económica del Islam radical en Bangladesh. Arrestado en 2003 por pedir viajar a Israel a una conferencia de escritores, Choudhury pasó 17 meses en prisión, donde dijo haber sido torturado. Tranquilo, dice que vuelve a casa a enfrentarse al juicio porque no quiere que los críticos digan de él, que es un agente occidental buscando asilo político. “Estoy orgulloso de ser Bangladeshi,” dijo en el almuerzo del AJC, añadiendo: “Podemos combatir el Islam radical. Unamos nuestras voces y seremos más fuertes, todos conocemos las consecuencias del pasado. Digamos no a, Hamas, jihad, no a la cultura del odio, no a la negación del Holocausto.”Dirigentes del AJC y el abogado de Choudhury, Irwin Cotler, antiguo ministro de justicia de Canadá, justamente alabaron a Choudhury como un auténtico héroe cuya situación necesita ser más ampliamente conocida y cuya causa necesita ser apoyada.Nuestra comunidad debería hacer todo lo que pueda para tener la seguridad de que este bravo amigo de Israel, de la cooperación interreligiosa y de la tolerancia permanezca libre para continuar hablando sobre los derechos humanos y la libertad.