Google

martes, 17 de marzo de 2009

UNA SONRISA, POR FAVOR

Resulta que el presidente de Irán llama por teléfono a Obama para felicitarlo y contarle un sueño sensacional que tuvo esa noche.
El presidente iraní le cuenta que soñó que: EE.UU. se había convertido en un enorme país musulmán, todos iban vestidos como musulmanes, con galabías, todos llevaban un Corán, las mujeres iban con el rostro detrás de los velos, a todos se los veía muy felices y había grandes carteles por todas partes que decían… ¡BIENVENIDOS A LOS ESTADOS UNIDOS DE IRÁN!
Obama le comenta al Presidente de Irán que él también había tenido un sueño similar al suyo. Obama había soñado que: las ciudades de Irán habían entrado en gran actividad económica, estaban muy iluminadas, muy limpias y activas, los hombres vestían a la usanza occidental, las mujeres no estaban con largos vestidos negros y no llevaban velos, sino coloridas minifaldas y profundos escotes, y todos felices y muy contentos, se escuchaba música alegre en las calles y también que en el sueño vio muchísimos grandes carteles por todas partes.
El presidente de Irán le pregunta a Obama....¿Y que decían los carteles? A lo que Obama le respondió.... ¡NO SE!, no los pude entender. ¡No se leer hebreo!