Google

domingo, 15 de junio de 2008

YIDDISHISMOS.Por Rav Peter Tarlow

Está bien establecido en el mudo lingüístico que no hay otro idioma en el mundo que tenga tantas expresiones y palabras para describir personas. Aquí hay una breve lista de algunas de ellas. Para los de Uds. que miran la televisión norteamericana, notarán que muchas de estas palabras también se usa en inglés.

Bulvan: Un buey sin clase, Trasladará su casa en su espada sin tu petición

Chaim Yankel: Una persona en que nadie se fija, su color favorito es "beige".

Chaleria: Una persona que se queja sobre una nada. Busca razones para reclamar.

Chazer: Un puerco avaro: va a tu casa, consume tu vino y al terminar lleva la botella a su casa

Draycup: No solamente olvidó su dirección pero está en la ciudad equivocada.

Klutz: Más que torpe. Es la persona que se da un traspié en sus propios zapatos de tenis que están cerrados con Velcro.

Kvetch: Más que lamentador. Es la persona invitada a un restaurante fino y se queja que la comida tiene demasiado sal, la temperatura está fría y en vez de agradecer a su anfitrión quiere saber por qué no escogió un restaurante mejor.

Luftmensch: Hombre de negocio que siempre tiene planes pero nunca los realiza.

Meshugener: medio camino entre estar loco y decir nada más que "pura boca

Nar: Dejó de ser abogado para hacerse en payaso

Nayfish: Se hace en nada más que un trapo para los demás. Alguien lo roba y el pide disculpas por carecer de dinero efectivo.

Nebekh: Alguien nunca visto por su colegas

Nudnik: La persona que nunca termina hasta que se quiere grabar sus labios juntos por que no se lo aguanta más.

Shlemiel: La persona que pone su coche en tu casa sin querer y destruye el salón principal

Shlimazel: La casa destruida por el shlemeil pertenece al shlimazal

Shmendrik: Un shlemeil que es débil y flaco

Shnook: La persona simpática que siempre está estafada.

Yutz: La persona que falta habilidades sociales. No deja de hablar de porquerías que no interesan a sus oyentes


Rav Peter Tarlow es el rabino de Oneg Shabat, y director de la casa de Hillel de la Universidad de Texas A&M