Google

domingo, 15 de junio de 2008

EL REMEDIO MULTIUSO por Rav Michael Laitman


''La situación relativa a las enfermedades está lejos de ser estable Nuevas enfermedades están surgiendo a un ritmo históricamente sin precedentes, de una por año", escribe el director general de la Organización Mundial de la Salud en su más reciente informe.En una particular tendencia nefasta, conocidos antibióticos están perdiendo su efectividad a un ritmo mucho más rápido que el desarrollo de remedios sustitutos.


Estas amenazas se han convertido en un peligro mucho mayor en un mundo caracterizado por alta movilidad, interdependencia económica e interconexión tecnológica; la vulnerabilidad es universal".El nombre de dicho reporte, ''Un futuro más seguro"'', implica una visión optimista de la situación. Sin embargo, un rápido vistazo nos indica que el futuro está lejos de ser seguro.Con el incremento de problemas como diabetes, enfermedades del corazón y depresión, el documento nos advierte que sería extremadamente inocente y complaciente asumir que no habrá otra enfermedad como el SIDA, el Ébola, u otro SARS, tarde o temprano.¿Por qué nos está sucediendo esto a nosotros?


Según el reporte, el riesgo a la salud proviene, principalmente, del comportamiento humano. Tan sorprendente como pueda parecer, los cabalistas también escribieron sobre futuras enfermedades que podrían causar aflicción a la humanidad en el siglo XXI. Como los doctores de hoy, ellos también afirmaron que el individuo juega un papel protagónico en estas aflicciones, y brindaron una posible solución a la amenaza contra la salud que enfrentamos hoy en día.Pero se preguntarán, ¿qué saben los cabalistas de medicina?


La medicina moderna define una enfermedad como la interrupción del proceso de homeostasis, el balance dentro de nuestro cuerpo. Cuando la función de una célula o de un órgano es interrumpida, el cuerpo es también interrumpido, y como resultado, nos enfermamos. Con el propósito de vencer la enfermedad, el cuerpo hace cualquier cosa para restablecer el balance de todos sus sistemas.Sin embargo, los cabalistas nos indican que el proceso de balancear ocurre no sólo en el cuerpo.


De manera similar a la medicina moderna, la Cábala nos explica que existe un proceso progresivo de homeostasis dentro de toda la Naturaleza. En anteriores escritos, los cabalistas describen a la Naturaleza como un sistema integral donde todas las partes cooperan en perfecto balance y armonía, manteniéndose así por la preocupación recíproca entre todos los elementos.El Prof. Guntar Blubel, Premio Nobel de Medicina y Fisiología, notable investigador en multiplicación celular, recientemente declaró que, de acuerdo a descubrimientos científicos, ''el principio de reciprocidad es clave para la existencia de cada sistema en la Naturaleza''.Las células en un cuerpo viviente representan el mejor ejemplo, conectándose una a la otra al darse mutuamente al cuerpo como un todo. Cada célula recibe lo que necesita para su existencia y utiliza todos sus poderes para cuidar del cuerpo entero.


En síntesis: Buena salud = Una buena relación con la NaturalezaDe igual forma, cada elemento, en cada nivel de la Naturaleza, actúa en favor del todo al cual pertenece, y así encuentra su plenitud. Cuando algún individuo rompe este balance, todos los sistemas en él inmediatamente actúan para nivelar las presiones y restablecer el equilibrio interrumpido.Por ejemplo, cuándo la presión interna del centro de la Tierra crece, y la capa externa no puede aguantar esta presión, un volcán hace erupción.


De acuerdo a la Cábala, las nuevas enfermedades que están surgiendo en la actualidad no son más que una manifestación del creciente desbalance en la relación del hombre con la Naturaleza.Lo que aún no podemos ver es que los humanos somos igualmente parte del sistema integral de la Naturaleza que tiene reglas aplicables no sólo a los minerales, plantas y animales, sino también a nosotros. Si nos familiarizamos con esas reglas sabremos cómo mejorar la situación.


Tratamiento de raíz

No es novedad que el egoísmo en la sociedad humana se está incrementando constantemente. Uno se aprovecha del otro, disfruta del sufrimiento de los demás, y se vanagloria de la destrucción del otro. Con esta actitud egoísta, el hombre se desvía del curso de la Naturaleza, rompiendo sistemáticamente la ley de balance y reciprocidad, y como resultado, sufre una dolorosa reacción de la Naturaleza misma, que siempre balancea lo que encuentra desequilibrado.Esta actitud egoísta que tanto prevalece en la sociedad moderna es como un boomerang: se devuelve para golpearnos con enfermedades y fenómenos a los que no encontramos explicación.


Aún con la gran cantidad de recursos y tecnologías que invertimos en nuestros sistemas de salud, apenas rasguñamos la superficie del problema. En vez de luchar con cada síntoma nuevo que emerge, es tiempo ya de atacar la raíz del problema: el egoísmo humano.Sin embargo, esto no significa que mañana debamos decir adiós a los doctores. Más bien, aunque sigamos visitando clínicas, debemos empezar a tratar el problema de raíz y corregir el egoísmo humano.


''La Cábala nos enseña cómo ampliar nuestra percepción y darnos cuenta que somos parte del mismo sistema. Con ello, restableceremos el balance con la Naturaleza, y la mayoría de las enfermedades simplemente desaparecerán, ya que su causa principal dejará de existir. Y así, corregir nuestro ego", dicen los cabalistas, es el remedio multiuso.