Google

viernes, 6 de abril de 2007

DESCUBRIMIENTO EN EL MURO OCCIDENTAL

23/2/2007
AJN.-
Durante unas excavaciones, realizadas en el Muro Occidental - conocido tradicionalmente como Muro de las Lamentaciones- los arquéologos descubrieron un trozo de canalización de aguas subterráneas, lo que permitía llevar agua al Monte del Templo; una mikve (baño ritual) realizada en piedra, perteneciente a la época del Segundo Templo y el resto de una calle de tiempos romanos - bizantinos.El Monte del Templo (en hebreo, Har Habayt; en árabe, Haram esh-Sharif, el Santuario Noble), lugar del Primero y Segundo Templo, es identificado por las tradiciones judía e islámica como el lugar del Monte Moría, en el que Abraham ofreció a su hijo en sacrificio (Génesis 22:1-18; el Corán, Sura Al-Saffat 37:102-110).Hace casi 3.000 años el rey Salomón erigió en él el Primer Templo, que fue destruido por los babilonios en el año 586 AEC. Los judíos que retornaron del exilio 70 años más tarde erigieron el Segundo Templo en el mismo lugar. El rey Herodes lo renovó transformándolo en un edificio de gran esplendor.En la tradición musulmana, el Monte del Templo es identificado como "el santuario más alejado" (en árabe, masjid al-aksa) desde el cual el profeta Mahoma, acompañado por el ángel Gabriel, realizó la travesía nocturna hacia el Trono de Dios (el Corán, Sura Al-Isra 17:1).Después que los romanos destruyeran Jerusalem en el año 70 E.C., la zona del Templo fue deliberadamente dejada en ruinas (primero por los romanos y después por los bizantinos). Esta profanación no fue reparada hasta 638, con la conquista musulmana de la ciudad a manos del califa Omar ibn al-Khattab, que ordenó limpiar el lugar y erigir una "casa de oración".Unos 50 años después, el califa omeya Abd el-Malik erigió el Domo de la Roca enmarcando la base rocosa que asomaba del suelo, considerado como el "lugar del sacrificio" en el Monte Moría. El (o su hijo, el califa al-Walid) construyó también una gran mezquita en el extremo sur del Haram, que fue llamada al-Aksa por el nombre atribuido por el Corán a toda la zona.El Domo de la Roca (en árabe, Qubbat al-Sakhra) es una de las glorias arquitectónicas del mundo y el único santuario islámico temprano que ha sobrevivido intacto. El plan de la construcción es básicamente bizantino: dobles ambulatorios octogonales que rodean la Roca Sagrada. Es un santuario y no una mezquita, el tercer lugar sagrado del Islam después de la Kaaba en La Meca y la Mezquita del Profeta en Medina.El Domo de la Roca es la expresión arquitectónica de la supremacía del Islam. Los mosaicos interiores de vidrio en el recinto circular y en la cúpula contienen representaciones de las joyas imperiales bizantinas y una de las incripciones ornamentales afirma que Dios es Uno y no tres y que Jesús fue apóstol de Dios y de Su Palabra, y no su Hijo.El santuario se encuentra sobre o cerca del lugar que estuviera el Templo Judío (si bien los estudiosos discrepan con respecto a si se trataba del Sancta Sanctorum o del altar ubicado en el lugar de la roca). También se ha sugerido que el edifico del Templo se encontraba unos 80 mts. más al norte, en el lugar del pequeño santuario del siglo XVI Qubbat al-Arwah (en árabe, el Domo de los Vientos o de los Espíritus), en un eje este-oeste con respecto a la actual Puerta Dorada.El exterior del Domo de la Roca ha tenido varias restauraciones. Los azulejos externos fueron restaurados por última vez en 1963, y la cúpula recubierta con láminas de oro, en 1994.La Mezquita de Al-Aksa, en el extremo sur de la explanada del Monte del Templo, fue reconstruida por última vez en 1035 y desde entonces ha pasado varias restauraciones: la más reciente en 1938-42 y luego en 1969, para reparar los severos daños causados por un incendio intencional producido por un turista cristiano enajenado.El plano del edificio es el de una basílica con una angosta nave central flanqueada por seis pasillos (14 en una fase anterior, en el siglo XIV). La decoración del mihrab (el nicho de oración) en la pared sur fue un obsequio del sultán Salah al-Din (Saladino). El hermoso minbar (púlpito) taraceado con madera de cedro y también donado a la mezquita por Salah al-Din, fue destruido por el fuego en 1969.La escalera ubicada frente a la entrada norte a la mezquita de Al-Aksa conduce a través de un pasadizo abovedado a las tapiadas Puertas de Hulda, que eran la entrada a la explanada del Monte del Templo en tiempos de Herodes, en la época del Segundo Templo.Durante los períodos mameluco y otomano y hasta mediados del siglo XIX, no se permitía a los no musulmanes el ingreso al Haram. La primera excepción conocida fue autorizada por el sultán otomano en 1862, durante la visita del Príncipe de Gales, el futuro rey Eduardo VII.Cidipal