Google

domingo, 4 de noviembre de 2007

COMO CURAR A UN FANÁTICO




Un logro sin precedentes de un escritor israelí: un libro de Amós Oz se estudiará en los colegios de Suecia.



El sistema educativo en Suecia resolvió distribuir a 115.000 alumnos de 5º. año en todas las localidades del país, el libro de Amós Oz "Cómo curar a un fanático" e incorporarlo al programa de estudios. Esto tiene como objetivo educar hacia la tolerancia, censurar el extremismo y darles a conocer a los jóvenes suecos el conflicto israelí-palestino desde una perspectiva diferente.



El libro "Cómo curar a un fanático" - que no se editó en hebreo, pero se publicó en Israel a través de artículos de Amós Oz - fue traducido al idioma sueco por la Editorial Burnier - la editorial más grande en Escandinavia que publica los libros de Amós Oz en sueco.



Asimismo, la editorial ha preparado una "guía para el maestro" adjunta al libro. Tanto el libro como la guía serán distribuidos a los alumnos de 5º. año en edades que oscilan entre 17 y 18 años en el sistema educativo sueco.



Debido a la importancia del tema, Amós Oz decidió renunciar a cualquier compensación por el proyecto. En cambio el Gobierno de Suecia, resolvió participar en su financiación junto con la editorial y con la organización sueca "Campaña de las cucharitas", creada a raíz de las palabras pronunciadas por Amós Oz en una entrevista en los medios de comunicación suecos.



En la entrevista se le preguntó de qué manera un hombre común puede influir sobre los desastres como la matanza en Darfur o el hambre en Africa, a lo que Oz respondió poniendo como ejemplo una casa envuelta en llamas: una posibilidad sería huir, la segunda que todos se incineren; la tercera posibilidad sería arrojar un balde de agua y tratar de apagar el incendio. Si un hombre dice que no tiene un balde, entonces que traiga un vaso, y si no tiene un vaso - que traiga una cucharita. Si llegan muchas personas con cucharitas, afirmó Oz, al fin de cuentas podrán dominar el fuego.



A raíz de estas palabras, la organización comenzó a vender un prendedor con una cucharita por el precio de 40 dólares con el fin de financiar proyectos de voluntarismo. Una parte del dinero solventará también la compra de los textos.



El Gobierno de Suecia se dirigió a la Unión Europea y propuso difundir el libro en todos los países adheridos a la misma.

Amós Oz manifestó al diario Yediot Aharonot: "Me sorprendió el proyecto, dado que nadie conversó conmigo previamente sobre el tema, y pienso que es importante que los jóvenes de las escuelas secundarias lean sobre fanatismo. Ellos comprenderán y entenderán mejor nuestro conflicto".