Google

viernes, 22 de agosto de 2008

L'BIDDURJEM/Para reír por Rav Peter Tarlow

Se falleció Itzik, residente de la ciudad de Haifa e infelizmente lo mandaron al infierno.

Se quedó pasmado al descubrir que el infierno estaba lleno de rica vegetación , de corrientes de agua, de lindas cascadas y de árboles frutales en todas partes. Todos le parecieron a él felices.

-Parece Vd. sorprendido- le decía un residente del infierno,

Itzik le respondió -pues, sí- . Pensaba que el infierno sería muy seco y con mucho calor, es decir: como un desierto. Pero, solo veo árboles llenos de fruta, flores bellas, legumbres de todas las variedades, y un pasto rico con agua en todas partes.

-Bueno- le decía el otro residente del infierno. Era como pensó, pero algunos israelitas llegaron y lo regaron bastante hasta que el infierno se desapreció.