Google

viernes, 4 de enero de 2008

REFLEXIÓN DIARIA

La espiritualidad es un poco como correr hacia arriba en una escalera automática que va para abajo. Es fácil caer hacia atrás.

Todos hemos estado allí. Algunos están allí justo ahora, caídos en la base de la escalera, preguntándose si alguna vez volverán a levantarse, no digamos llegar hasta arriba.

Derribados por las dudas, la pereza, la ira, la adicción, podemos sentir que todo terminó para nosotros. "Este asunto de la espiritualidad no funciona para alguien como yo".Este asunto de la espiritualidad funciona precisamente para alguien como tú. Recuerda, el lado oscuro de nuestros pensamientos tiene su fuerza.

Si nos alineamos con éste, nos mantendrá abajo, con su pie pisando nuestra cara. La única cosa por hacer cuando caemos es regresar inmediatamente a las prácticas que nos sostienen y nos dan energía.

¿Qué práctica espiritual -compartir, autolimitarnos, pedir ayuda al Boreh Luz, etc.- puedes volver a emprender?

No necesitas dispararte hacia la cima.

Sólo da un paso.

Y el que sigue.

Y el que sigue.

Finalmente llegarás allá.