Google

domingo, 7 de septiembre de 2008

CUENTO JASÍDICO I.

Diálogo entre Elimelej de Lizensk y su hermano Rabí Zousia:
- ¿Por dónde o por qué medio debe empezar el hombre a servir a D's?
- Es sencillo, dijo Elimelej. Tiene que ver primero su propia pequeñez e insignificancia; esto le llevará a admirar la grandeza divina.
- ¿Qué?, dijo Zousia, ¿Que el hombre empiece por sí mismo?¿No es arrogancia esto?No, tiene que elevar su mirada hacia la grandeza del Señor, y luego deducirá necesariamente su propia pequeñez.
Como no pudieron convencerse el uno al otro se fueron a ver al Maguid para que decidiera. Su respuesta fue:
-Tenéis razón. Uno y otro. Sin embargo, es preferible que el hombre empiece por lo que le limita: que empiece por sí mismo, es más seguro. El que está en el suelo no se arriesga a caer.
Celebración jasídica. Elie Wiesel.