Google

jueves, 24 de abril de 2008

PESAJ

A primera vista, las fiestas religiosas de Pesaj (pascua) e Iom Kippur parecen ser totalmente en oposición una a la otra. Hay una diferencia de casi 6 meses entre ellas. Iom Kippur trata de nuestra relación personal e individual con D'ós. Pésaj, en cambio, trata de nuestra relación colectiva con D'ós. Iom Kippur hace hincapié en lo espiritual de cada persona; Pésaj nos lleva de lo micro a lo macro. Aunque las dos tienen algo que ver con el consumo de alimentos, otra vez actúan como dos lados de la misma moneda. En Iom Kippur se ayuna; en Pésaj se banquetea. En Iom Kippur nos ponemos en temor de la grandeza de D'os, en Pésaj nos hacemos agradecidos a la bondad de D'ós.

A pesar de la <> entre lo micro y lo macro, Pésaj nos toca en una forma personal. Basada en el relato de la historia de nuestro liberación de la esclavitud egipcia, la fiesta se ha transformado en mucho más que meramente un tiempo para recordar nuestra liberación nacional. También es el tiempo para que cada uno de nosotros salga de su esclavitud personal. Es verdad que pocos viven en la esclavitud física, pero demasiados son esclavos a la ignorancia y los prejuicios, al materialismo y a las modas del día. ¿Cuantos somos esclavos a tiempo y a trabajo? Con la llegada de Pésaj entramos en la temporada de pensamiento en nuestra liberación personal y colectiva.

Iom Kippur es la fiesta durante la cual pedimos perdón de D'ós, Pésaj el la fiesta durante la cual agradecemos nuestra libertad a D'ós. No es fácil comprender la libertad. Un famoso filósofo judío-alemán, F. Rosenzweig, una vez escribió acerca del séder de Pésaj "la libertad de una sociedad depende de la libertad a cada uno que le pertenece." En un mundo de globalización, las palabras de Rosenzweig tal vez nunca hayan sido más verdaderas Hoy hay millones de personas que no tienen alimentos y lugar para vivir. Aunque en la gran mayor parte del mundo la esclavitud clásica está prohibida, ahora hay una nueva forma de esclavitud (a menudo llamada la "nueva esclavitud") en la cual los niños y los adultos están transformados en nada más que herramientas para el disfruto de sus "amos."

Pésaj es una fiesta de la realidad y de la esperanza. El libro del seder que se llama La Hagadá nos recuerda que: "B'jol dor v'dor jayav adam lirot et atzmo kilu hu yatzah miMitzrayim/En cada generación todos deben verse como si fueron ellos que salieron de Egipto." Pésaj nos enseña que nunca terminamos con la redención, que la liberación no era, sino debe ser. Pésaj nos enseña que la libertad es más que un término político sino un concepto telógico que nos ayuda definir nuestra humanidad.

Nuestro viaje continua hacia la libertad tiene su base en la lucha para liberarse de los prejuicios y el rencor, lo perezoso y lo apático que existe en cada uno de nosotros. Estar libre, ser libre, es responsabilizarse, es darse cuenta de nuestros errores y fallos, y tratar de liberarse de ellos. Ser libre es saber que nuestras acciones impactan no solamente a nosotros mismos sino el mundo entero. Que esta fiesta de la libertad nos haga todos libres.

Mi familia y yo os mandamos nuestros mejores votos para una fiesta de Pesaj que sea feliz y kasher.
____________________________________________________________________
Para Reír/L'Biddurchem
Hagan un clic en la URL de abajo o ponga la dirección en su browser para ver "hombre de matzá" Les hará reír. Den un minuto hasta que se ponga a marchar
http://www.jewishinstlouis.org/page.html?ArticleID=137163
¡Feliz Pésaj!