Google

viernes, 21 de diciembre de 2007

PARASHA VAYIJI por Rav Peter tarlow


Ya que dedicamos la sección semanal de la semana pasada a la fiesta de Janucá, esta semana estudiamos las últimas dos secciones semanales del Libro de Génesis.La penúltima se llama "VaYigash" y la van a encontrar en Génesis 44:18 - 47:27. La última se llama "VaYiji" y empieza en el capítulo 47:28 y va hasta el fin del libro: 50:26.


Por lo general no se estudian estas dos secciones semanales juntas, pero al leerlas una al lado de la otra las vemos en una luz diferente. Hasta sus nombres nos enseñan algo profundo sobre el significado de Génesis. El Libro de Génesis trata de la vida, su creación, sus horrores, sus altibajos. VaYigash significa "acercamiento y enfoque a un problema" y aunque su tema principal trata de la vida de Yosef/José (cuyo nombre significa: haber de ser continuado) refleja la idea que la vida de José paralela la vida en sí misma. La vida para José, como es para muchos de nosotros, era como una montaña rusa, es decir una serie de éxitos y desafíos, de fracasos y de renovaciones. José vivió la vida a la máxima, desde sus días como un hijo mimado y predilecto hasta un esclavo, desde un prisionero hasta uno de los hombres más poderoso de la historia humana.


La segunda parashá (o sea la última de Génesis) se llama "VaYiji" (Vivir). Irónicamente termina este libro de la creación con la muerte (de José) pero hasta la muerte nos enseña de las bendiciones. Nos enseña que todos nosotros definimos la vida por los papeles que hacemos en la creación continua y en la manera que elegimos vivir. Leídas juntas estas dos secciones finales de Génesis nos dicen que aunque no nos dio la decisión de nacer o morir, elegimos las acciones entre estos dos puntos claves. ¿Cómo elegimos abordar la vida? ¿La abrazamos o huimos de ella? Elegimos ser las víctimas de la vida o verla como una serie de bendiciones?


Tal ves esta idea sea mejor comprendida por las palabras últimas de José a sus hermanos: "VaYomer aleheim Yosef: al tira'u ki hatajat Elohim ani? V'atem jashavtem ali ra'ah Elohim hashv-ah l'tovah l'maan asah ka'yom ha'zeh l'hajyot am-rav/Yosef les decía: No temáis, ¿Estoy en el lugar de D'ós? Es verdad que me pretendieron hacer daño (malo) D'ós usó (vuestras acciones) por lo bueno, para que sobreviviere la nación."


José pudiera haber tenido mucha cólera contra sus hermanos, pero en vez de la cólera escogió ver lo bueno en el lugar donde hubo lo malo. Reconstruyo su vida y creó bendiciones donde antes había el dolor. Este primer libro de la Biblia nos enseña que nuestro papel es ser una parte de las soluciones en vez de crear los problemas, irse del pesimismo y abrazar la esperanza. Puede ser que esto es el desafío máximo a cada uno de nosotros del Libro de Génesis. ¿Que opinan Uds.?


Rav Peter Tarlow es el rabino de Oneg Shabat, y director de la casa de Hillel de la Universidad de Texas A&M