Google

viernes, 21 de diciembre de 2007

Reflexión diaria

La mejor manera de cambiar tu dolor es cambiar tu comportamiento a la modalidad de compartir.
Al canalizar tu dolor para ayudar a los demás, puedes atraer una Luz espiritual tremenda a tu vida. Si te entretienes en tu propio dolor, aun si éste es justificado, te hundirás más en la depresión y el miedo.
Hoy, encuentra maneras de compartir con aquéllos que están en situaciones similares o peores que la tuya. Así es como te sales de tu dolor.